ARTROSCOPIA

¿Qué es?

La artroscopia es una técnica que permite visualizar el interior de una articulación, introduciendo un artroscopio (una cánula con videocámara) a través de una pequeña incisura. De este modo, podemos realizar intervenciones quirúrgicas sin necesidad de “abrir” la articulación. la recuperación es más rápida y menos dolorosa que una cirugía abierta, reintegrando rápidamente al paciente a su actividad habitual.

5 TRATAMIENTO DE LAS LESIONES ARTICULARES DE RODILLA POR ARTROSCOPIA 

Se pueden tratar varios padecimientos por artroscopia, dentro de los más comunes, tenemos: 

  • Lesiones Meniscales
    Típicamente la lesión mensical causa, dolor chasquidos y molestias a nivel de la interlinea articular, si un fragmentos meniscal queda libre dentro de la articulación provoca un bloqueo de la rodilla. 
  • Lesiones Ligamentarias
    El ligamento cruzado anterior y posterior son los principales estabilizadores de la rodilla, y pueden lesionarse en una variedad de formas, en especial con movimientos de mayor esfuerzo, rotacionales (deporte, accidentes de transito, etc.). La lesión del cruzado anterior es la más frecuente y es susceptible de tratamiento artroscópico. 
  • Problemas Patelofemorales
    La patela o rotula puede lesionarse después de una luxación o generar desgaste del cartílago secundario a un trauma o problemas de mala alineación, siendo frecuentes en mujeres jóvenes y deportistas. 
  • Lesiones del Cartílago Articular
    La osteoartritis es una entidad en donde existe un desgaste en el cartílago articular, y puede ser tratada SOLO EN MUY POCOS CASOS mediante técnicas de abrasión artroscopica y microfractura, con el objetivo de favorecer el sangrado directo y así estimular a la formación de un nuevo fibrocartílago el cual cubrirá el defecto. 
  • Fragmentos Libres Intrarticulares (de cartílago o meniscales) Mediante artroscopia se pueden quitar con facilidad. 
  • Patología de la Sinovial
    Sinovitis, o inflamación de la sinovial puede tratarse mediante un debridamineto artroscopico en donde se remueve la sinovial afectada la cual se envia apatologia para estudiar. 

¿Cómo se realiza?

La exploración y la cirugía mediante artroscopia permite operar a través de pequeñas incisiones, sin tener que abrir completamente la articulación. Esto reduce el tiempo de recuperación, disminuye las complicaciones y mejora los resultados clínicos. Además, produce mucha menos alteración estética que la cirugía abierta.

Aunque la cirugía artroscópica es menos agresiva que la cirugía tradicional, sigue siendo necesario el uso de anestesia y ha de realizarse en un quirófano.

 

Postoperatorio

Tras el procedimiento se recubren las incisiones con un vendaje, generalmente suave. Según la complejidad de la intervención el paciente podría ser dado de alta al día siguiente.

Los procedimientos artroscópicos producen, en general, poco dolor postoperatorio.

La rehabilitación y el tiempo de recuperación van a depender de la articulación operada y del tipo de cirugía que haya precisado. Su cirujano le informará del tiempo estimado de recuperación y del programa de rehabilitación más apropiado para su caso.

Leave a comment