Ciática y hernia de disco lumbar

El síndrome clínico resultante de un disco intervertebral herniado en la columna lumbar se denomina ciática, y se caracteriza por dolor y/o adormecimiento y/o debilidad en una o en ambas extremidades inferiores.

Las fuerzas de torsión, inclinación y carga son las que peor soporta el disco intervertebral, resultando en fracaso y lesión de sus fibras anulares periféricas. La ruptura de este anillo fibroso discal propicia la salida del núcleo pulposo del disco al canal medular. Este material discal produce compresión mecánica y/o irritación química sobre la raíz nerviosa. La hernia discal ocurre con más frecuencia en los niveles L4–L5 o L5–S1.

Síntomas clínicos

Es típico que el dolor lumbar se irradie desde la nalga hacia abajo por el muslo, la pantorrilla, hasta el tobillo o el pie, siguiendo una distribución dermatómica. Suele iniciarse de forma aguda y llegar a tener carácter nocturno, impidiendo conciliar el sueño.

De forma característica, aumenta de intensidad al estar sentado y al toser o estornudar. Por el contrario, puede mejorar con la deambulación corta. Es frecuente que se acompaña de parestesias (hormigueo, calambres, entumecimiento, ardor, falta de sensibilidad o alteraciones sensitivas) o sensación de debilidad en miembros inferiores.

Leave a comment