Esguince de tobillo

El esguince de tobillo es la lesión del aparato locomotor atendida con más frecuencia en un servicio de Urgencias. El esguince de tobillo se produce por un mecanismo de flexión plantar e inversión del pie.

Anatomía

El tobillo es una articulación compuesta por la parte distal de la tibia, el peroné y el astrágalo, formando la llamada mortaja tibioperoneoastragalina, y está estabilizada por varios ligamentos, que se pueden distender cuando se produce un esguince. Los ligamentos del tobillo que se ven afectados con más frecuencia son:

  • El ligamento peroneo-astragalino
  • El ligamento peroneo-calcáneo

Las lesiones de los ligamentos se denominan esguinces.

Las tres complicaciones más frecuentes del esguince de tobillo:

  • En primer lugar, cuadros de impingement (atrapamiento) en el que se forma tejido inflamatorio residual intraarticular (cicatriz), que causa una disminución de movilidad y dolor.
  • En segundo lugar, las lesiones osteocondrales o de cartílago, donde se afecta la superficie del cartílago del astrágalo, por compresión en el momento de la lesión.
  • Y por último, los cuadros de inestabilidad crónica, donde el paciente presenta episodios repetitivos de torceduras tanto en su vida deportiva con en sus actividades diarias y como consecuencia también dolor.

Tratamiento del esguince de tobillo

Tratamiento conservador

Con un tratamiento conservador, basado en vendaje funcional, inmovilización y fisioterapia, el 80% de los pacientes recuperan su actividad deportiva en un periodo entre 15 días y 3 meses.

El tratamiento fisioterápico del esguince de tobillo se basa en tres pilares:

  • Disminuir la fase inflamatoria.
  • Recuperar la movilidad articular y la función muscular.
  • Principalmente, trabajo de potenciación muscular de los tendones peroneos y estiramientos del tríceps sural (gemelos y sóleo).
  • Por último, son fundamentales los ejercicios de reintroducción deportiva, los llamados ejercicios de propiocepción.

Muy pocos casos son quirúrgicos, la mayoría cuando hay dolor crónico o inestabilidad del tobillo, consecuencia de no tener un tratamiento adecuado.

Leave a comment